Català  

¿Cómo hacían fuego nuestros antepasados?

Huummm... ¿Así que queréis saber como hacían fuego nuestros antepasados?

Bien. En primer lugar tenéis que pensar que no disponían de cerillas, ni de encendedores, ni podían cocinar con gas ni con electricidad... ¡nuestros antepasados tenían una vida muy dura! ¡Seguramente nosotros no duraríamos ni una semana viviendo en su época!!

El fuego, como ya sabéis, resulta difícil de transportar... los prehistóricos no podían ir de un lado para otro con el fuego encendido, por lo que era preciso encenderlo cada vez que lo necesitaban... lo que si podían transportar era los instrumentos necesarios para hacer fuego al momento.

Ahora fijaros bien... podéis ver el siguiente reportaje fotográfico (que he realizado en el Parque Arqueológico de Atapuerca, en Burgos), que ilustra cómo un arqueólogo realiza fuego dentro de una cabaña, con un pequeño arco, un soporte en madera, un poco de esparto... ¡y un soplido contundente!

Paso 1

Os presento a Eduardo... ¡todo un personaje!

¡Es capaz de encender fuego con herramientas prehistóricas en menos de un minuto!

Como veis, ahora está preparando el instrumental:

  1. Una varilla de madera cilíndrica (como una flecha, con la punta algo afilada)
  2. Un arco que hará que la varilla ruede a gran velocidad
  3. Un hueso de la espina dorsal de un animal con el objetivo de realizar presión con la mano en la parte superior de la varilla
  4. Un pedazo de madera sobre la que girará la varilla, con unos cortes en forma de "V"
  5. Un manojo de esparto o de fibras vegetales finas y secas
Paso 2

Eduardo (mirad con atención) ha colocado la varilla encajada en la base de madera... la fricción de las dos hará que la temperatura aumente de tal modo que quemará las pequeñas virutas que se generan. ¿Que no os lo creéis? Realizad la siguiente prueba... frotad con fuerza vuestras manos en los pantalones... y veréis lo que sucede.

Paso 3

Fijaros bien... ha pasado la cuerda del arco por la varilla, lo ha colocado en la madera de base, y lo gira a toda velocidad, hacia delante y hacia atrás, mientras se protege las manos con el hueso... de esta manera la fricción de las dos maderas es mucho mayor. en pocos momentos ya tendrá la ceniza de las virutas necesarias para encender el fuego.

Paso 4

¿Lo veis? Ha quedado un pequeño montículo... ¡y está ardiendo!

Paso 5

Ahora, Eduardo ha realizado un pequeño nido con un poco de esparto...

Paso 6

Ha colocado las cenizas en el nido, lo ha cerrado con mucho cuidado para no quemarse...

Paso 7

Finalmente sopla las cenizas (¿veis el color rojo intenso?)... éstas, en contacto con el esparto y el oxígeno del aire que sopla, harán que se encienda el fuego.

Paso 8

¿Lo veis?, ya tenemos la llama

Ahora solo es necesario poner el esparto encendido en la hoguera preparada, seguir soplando un poco mas... y comernos (una horita mas tarde) el conejo a la brasa... ¡¡¡Lástima que aún no han inventado el all-i-oli!!!!

Bien, ¡Hasta otra!!

¡ATENCIÓN! Intentar realizar fuego como un prehistórico no es ningún juego

Debes pensar en las consecuencias que puede tener; por lo que te recomendamos que le digas a tus profesores que supervise todo el procedimiento. Recuerda que debes disponer de un recipiente con agua por si fuera necesario.

Si realmente quieres hacer el prehistórico debes saber que la madera a utilizar es especial. Es necesario que la varilla sea dura y esté seca, y que la base sea, por ejemplo, de madera de hiedra seca. No es necesario que el arco esté tensado, ya que debes entrelazar la cuerda del arco con la varilla de madera.

Recuerda que las superficies pueden adquirir gran temperatura, y que debes vigilar a no tocar las partes en fricción. Se listo, y deja que tus profesores coordinen todo el experimento.