Sima de los Huesos: el yacimiento de fósiles más grande jamás descubierto

 

Sima de los Huesos

Atapuerca (Burgos)

500.000 BP

Paleolítico Inferior

Pleistoceno Medio

Yacimiento en cueva

 
La Sima de los Huesos es un pozo de 12 metros de profundidad que continúa con una galería en rampa de 10 metros de longitud y acaba en una sala de 15 metros cuadrados.

 
Está situada a 500 metros del Portalón de Cueva Mayor y en su interior se han encontrado más de 3.500 restos de homínidos pertenecientes a un mínimo de 32 individuos de la especie Homo heidelbergensis.

 
El estudio de estos numerosos restos indica que el Homo heidelbergensis era de constitución fuerte, con una altura superior a un neandertal, capacidad craneal poco inferior a la nuestra, marcado resalte óseo sobre los ojos, nariz prominente y poseía una robusta mandíbula sin barbilla. Trabajó el cuero para realizar sus vestimentas y fue un eficaz cazador y recolector.

 
El nombre de Homo heidelbergensis viene de su fósil tipo, el más antiguo y el primero que se encontró (1907). Se trata de una mandíbula recuperada en la localidad alemana de Mauer, cercana a Heidelberg.

 

El testimonio más antiguo de práctica funeraria en la historia de la humanidad

 

La práctica funeraria más antigua que se conoce es la realizada hace casi 500.000 años en la Sima de los Huesos (Atapuerca). Se trata de una acumulación de cadáveres en un pozo vertical efectuada por el Homo heidelbergensis. Por primera vez, los homínidos transportan y depositan sus muertos (a menudo después de haber muerto a causa de una lesión física hacia la edad de 20 años), en este caso, en las profundidades de la fosa de la Sima de los Huesos. Es el yacimiento con la mayor riqueza de fósiles de homínidos descubiertos nunca.